Algunos alimentos de otoño, nutritivos y ricos

http://lamodaatualcance.com/wp-content/uploads/mandarinas-14-01-2008-001-13-large1.jpg

La naturaleza es sabia. Por eso muchos piensan que comer la fruta y verdura propia de cada estación es más saludable y ecológico con el medio ambiente que producir alimentos en invernaderos o importarlos desde la otra punta del mundo. El otoño es la estación que nos prepara para el recogimiento propio del invierno. Por eso  hemos pensado en poner especial atención a una selección de alimentos propios del otoño, alimentos muy nutritivos y llenos de energía que nos facilitarán el tránsito del calor al frío.

El brécol o brócoli es un destacado anticancerígeno, especialmente del cáncer de mama, colón y pulmón, así como un gran depurativo del hígado. Una ración de 200 gramos de brócoli aporta casi el cuádruple de vitamina C de la que necesitamos diariamente, así como calcio, fósforo y hierro. La mejor forma de cocinarlo para aprovechar sus propiedades es al vapor.

 

El sabor ácido de las primeras mandarinas anticipa la temporada de los cítricos, que precisamente llegan a nuestra mesa como medicina en la época perfecta para prevenir los resfriados y reforzar las defensas en general. Las mandarinas aportan mucha más vitamina A que los demás cítricos, así como destacables cantidades de vitamina B, calcio y potasio. Además su piel blanquecina es rica en fibra, ayuda a reducir el colesterol y sus flavonoides protegen los vasos sanguíneos. Como complemento para prevenir los resfriados y para reforzar nuestro sistema inmume, recomendamos tomar extracto de equinácea. Veinte gotas al día en un vaso de agua y en ayunas serán suficientes para prevenir resfriados y otras enfermedades propias del cambio de temperatura y estación.

Aunque encontramos almendras durante todo el año, se cosechan en otoño, siendo un lujo para nuestro paladar el poder consumirlas en temporada. La almendra es muy rica en proteínas pero también en calorías (600 calorías por 100 gramos). Sin embargo, sus grasas son mayoritariamente poliinsaturadas y monoinsaturadas, de modo que ayudan a prevenir el colesterol. Estos frutos secos son un potente antioxidante: 30 gramos de almendras cubren hasta el 60% de vitamina E que se requiere diariamente. Si podemos comprarlas con cáscara y romperlas en casa, mejor que mejor. Así podremos conservar mejor sus cualidades.

¡Feliz otoño!

Soy una apasionada del arte y del mundo de la moda.
Si les gusta esta página agradezco que la compartan con sus amigos, haciéndose FANS de ella y de esta manera haremos crecer esta comunidad, ya que la moda esta al alcance de todos !!!

Facebook Twitter Google+  




There are no comments

Add yours